Planeta Tierra: Peligro de Muerte

Planeta Tierra: Peligro de Muerte

Planeta Tierra: Peligro de Muerte
Planeta Tierra: Peligro de Muerte

El futuro de nuestro planeta ya no es un peligro. Lo estamos viviendo en el presente. Hoy hemos logrado, actuando todos juntos, que nuestro planeta esté en un notable peligro. Ya no es mañana, es hoy, en este mismo instante. El futuro será la extinción del ser humano.

Hay muchísimos peligros en este momento, por lo que hablar de ellos requeriría un libro, o quizás una colección completa de libros. Por lo que para esta nota apenas voy a hablar de tres de ellos, cada uno más importante, pero que de ninguna manera son los únicos: la deforestación, la contaminación de los océanos y el oscurecimiento global. No hay un orden de importancia. Comencemos por el primero de ellos.

Podemos imaginar cómo va a quedar el planeta si se avanza en su deforestación unas 17 millones de hectáreas al año, cifra que equivale a la superficie de Gran Bretaña. Esto se produce por infinitas razones, pero fundamentalmente por estas tres: el crecimiento urbano por sobre los bosques, la tala de bosques enteros para utilización comercial y la tala por parte de agricultores y ganaderos para tener mayor espacio para cultivo o pastoreo.

Planeta Tierra: Peligro de Muerte
Planeta Tierra: Peligro de Muerte

Las consecuencias de estas acciones son alarmantes: una gran cantidad de especies animales y vegetales se queda sin su hábitat natural y desaparecen, se extinguen; el suelo, normalmente húmedo, queda seco; la falta de árboles hace que la humedad no vuelva a la atmósfera y entonces rápidamente la selva o el bosque se transforma en desierto. Además, sin árboles no se absorben los gases que causan el efecto invernadero y el clima se calienta (¡aún más!).

Otro gravísimo problema es el que afecta a las aguas de los océanos. En el último año se volcaron en los mares más de cinco millones de toneladas de material plástico, que como todos sabemos no se desintegra, contaminando las aguas del planeta. Y la cosa va creciendo. Fertilizantes, pesticidas, basura nuclear, gases, aguas tóxicas, desperdicios de todo tipo terminan en los mares también, ya sea que se depositen en las costas o por recibir aguas de ríos contaminados. Asimismo toneladas de cobre, níquel, plomo, cadmio, zinc y otros compuestos sintéticos se acumulan sobre los océanos cuando los vientos los depositan allí. También las bases de extracción de petróleo, los transportes marítimos y la pesca industrial terminan arrojando a las aguas enormes cantidades de combustible y sustancias tóxicas. Otro componente de la violencia en contra de las aguas es la contaminación acústica, gravísima porque modifica sustancialmente el hábitat de los animales marinos. Por último menciono el petróleo, componente que cuando se hunden los barcos de transporte (cosa que pasa demasiado seguido) contamina en gran forma los océanos.

Planeta Tierra: Peligro de Muerte
Planeta Tierra: Peligro de Muerte

Y para colmo de males, hace unos años se viene estudiando el oscurecimiento global de nuestro planeta. Los científicos se dieron cuenta de que la radiación solar llega a la Tierra en menor medida hoy en día que hace cuarenta años, debido a la contaminación del aire. Esta procede de partículas de carbón y compuestos de azufre que derivan de la combustión de centrales térmicas y millones de motores de autos, entre otros tipos de motores. Pero el verdadero problema no es solamente la contaminación en sí, que ya es bastante grave, sino que al oscurecerse la atmósfera por efecto de estas partículas, produce un enfriamiento que enmascara el calentamiento real que producen los gases que provocan el efecto invernadero, como el dióxido de carbono, los cuales no afectan la visibilidad. Por eso ya se sabe que el calentamiento global es mucho mayor de lo que parece, y que es el oscurecimiento del planeta lo que impide saber realmente el nivel gigantesco que tiene hoy en día. Este oscurecimiento global, todavía no demasiado estudiado por los científicos, se produciría también por la combustión incompleta de combustibles como el diésel y la madera, y por el uso de aerosoles.

Planeta Tierra: Peligro de Muerte
Planeta Tierra: Peligro de Muerte

Por eso podemos decir que nuestro Planeta Tierra se encuentra en peligro de autodestrucción. No es difícil concebir un futuro a mediano plazo, siendo el presente tan negro: el planeta comenzará a poblarse de desiertos secos, tierra rajada, inerte, luego arenosa. El oxígeno comenzará a escasear, el aire será cada vez menos respirable, más oscuro y tóxico. El sol se verá cada vez menos, el agua será un lujo y el agua potable apenas existirá. Los mares serán oscuros y tóxicos. No es un futuro envidiable, claro.

Y luego de pintar este sombrío panorama, digno de películas como Mad Max o sagas de libros como la de Dune, podemos pensar en una solución, pero es muy difícil. Hay miles de inconvenientes, pero el principal es que más de 200 países deben ponerse de acuerdo, y con uno solo que no lo esté (podemos pensar en China, por ejemplo) se sigue corriendo el riesgo de colapsar completamente. Es inútil proponer una solución política, los políticos no tienen poder de decisión, son lentos, despreocupados, tontos y son manejados por corporaciones, en general. Si se creara otro organismo que se encargara de estos temas, pronto caería en la indeseable burocracia de las miles de leyes e instituciones existentes en los distintos países y no podría hacer nada. Cuando el problema es tan grave que implica en un futuro relativamente cercano la desaparición del género humano, de la misma forma que ya se llevó a miles de especies de animales y plantas, se debe actuar de otra manera. Pero para eso se necesita la concientización de todos los hombres y mujeres del planeta, y estamos muy lejos de eso. Esa concientización no se puede lograr en poco tiempo. Por eso lo único posible es una concertación, (no una nueva institución) un acuerdo especial, de todos los países que incluya a cada persona, cada empresa, cada sociedad, nacional o internacional, que implique el compromiso de políticos, profesionales, empresarios, emprendedores, empleados, población en general. Esa concertación debería dictar los pasos a seguir por todos en una cruzada fundamental para nuestro futuro. ¿Podrá ser posible? La respuesta la dará el tiempo, y el resultado será la vida o la muerte del ser humano tal como lo conocemos.

 Algunas páginas interesantes:

Escribo, tomo fotografías artísticas y analizo música clásica y rock, literatura, historia medieval y me atrevo con las noticias de Argentina y del mundo.

Deja un comentario