15347. Capítulo 1) Incidente en Ceres
Download
15347. Capítulo 1) Incidente en Ceres:

Incidente en Ceres. En el año 15347 existía en Ceres, un planeta dominado por el Imperio de los Sabios, una base en el extremo y lejano sur. Esa base, llamada Nerea, tenía como misión tomar datos sobre cambios en la temperatura, en la atmósfera y en la composición de la corteza del planeta. Había en ella unas 600 personas. 25 eran profesionales, 95 administrativos y además vivían las familias de todos ellos. También dentro de esas 600 personas había un destacamento del ejército imperial, compuesto por 20 soldados. Éstos no estaban con sus familias, y eran cambiados de lugar cada año. Era una noche cerrada. No había luz alguna fuera del pequeño pueblo que contenía el laboratorio científico. Las luces de las calles que contenían las poco más de 100 casas eran blanquecinas, débiles. Todo el pueblo estaba marcado con una frágil luz plateada. Dos soldados caminaban esas calles de apenas doscientos metros, que se cruzaban en una esquina donde estaban plantados los dos únicos árboles del lugar, grotescos, frágiles, retorcidos. Tuvieron una breve charla en medio de esa esquina. -Hola Stactu, ¿cómo estás? Desearía que se terminara ya mi turno en este lugar. -Que tal Dwinis, todo bien por acá. No te preocupes, te falta poco, en dos horas podrás volver al cuartel. -No, me refería a irme de este pueblo fantasma. Me faltan sólo dos meses para cumplir mi misión aquí. -Entiendo. A mí me falta casi todo un año y ya me parece que será interminable. Vengo de cumplir una misión de vigilancia en un viaje desde Ceres a Ganímedes, eso sí es emocionante. Vimos pasar dos naves piratas, les abrimos fuego y no se atrevieron a atacarnos. -Tal vez no hayan tenido una carga demasiado interesante. -Cargábamos minerales, hasta donde sé. Deben haber sido valiosos. -Estoy seguro de que los piratas prefieren atacar naves donde hay millones de pastillas de comestibles. He escuchado que en ocasiones pasan hambre. Ellos no producen muchas cosas, solamente saben robar. -¿Sabes mucho sobre los piratas espaciales? -Sí. De hecho soy nieto de uno de ellos. Vivíamos en Dolistea, ciudad pirata del satélite de Saturno, Mimas. Era una ciudad caótica. La hambruna del 15320, cuando yo tenía sólo cuatro años, nos hizo tomar una nave hacia Gania, la capital de Saturno. Allí nos cuidaron. Si nos hubiésemos quedado en Dolistea, hubiéramos muerto de hambre, o de sed, o en alguna batalla por alimentos. Los que parecían temibles enemigos del Imperio de los Sabios nos alimentaron, curaron nuestras heridas y nos dieron una casa y varios trabajos para mi padre y mi abuelo. Mi abuelo tiene ahora 123 años y una expectativa de vida de unos 250 años. Eso no hubiera sucedido de seguir nuestro ritmo de vida. Hay gente en el Imperio que vive 500 años o más, eso quiero yo, vivir todo ese tiempo. Obviamente todo lo que sé de los piratas proviene de mi abuelo y de mi padre, aunque mi padre no habla mucho. -Y en pago de los servicios, te requirieron para el ejército… -Es un pago muy barato, créeme. La familia está mucho mejor. -Siempre me contaron historias increíbles sobre los piratas del espacio. -Mi abuelo me cuenta historias, pero son historias de sufrimiento y marginación. Tuvo aventuras, pero no se siente orgulloso de eso. Ahora se siente mucho mejor, tienen una familia segura, tranquila, y vive de un trabajo honrado. -Eso suena aburrido. -Puede ser, pero es una agradable sensación para quien estuvo en un momento de su vida a punto de perderlo todo. Eso es lo que dice mi abuelo. Y yo, me quejo de este pequeño poblado perdido en este planeta, pero ya volveré a hacer misiones más interesantes.

Escribo, tomo fotografías artísticas y analizo música clásica y rock, literatura, historia medieval y me atrevo con las noticias de Argentina y del mundo.

Deja un comentario