Haydeé Dabusti, el reportaje.

Haydeé Dabusti es una talentosa soprano argentina que estudió en el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón, pero luego se perfeccionó permanentemente con diferentes maestros, logrando hacer una carrera reconocida internacionalmente. Actuó, siempre con gran éxito de público y crítica, en los más importantes roles de su cuerda, en el Teatro Colón, el Avenida, el Teatro Roma, el Auditorio de Belgrano, el Coliseo de Buenos Aires, el Teatro Colón de Mar del Plata, en el Teatro Argentino de La Plata, en el Teatro Municipal de Bahía Blanca, en El Círculo de Rosario, en el Auditorio Juan Victoria de San Juan, entre muchos otros. Actuó además en prestigiosos teatros de Colombia, Chile, Perú, Brasil, Italia, y España. Fue dirigida por importantes directores musicales y de escena. Ha sido distinguida por la Asociación de Críticos Musicales de la Argentina como la mejor cantante lírica de la Argentina 2007 y 2011. Además ha sido distinguida en muchas otras oportunidades por su intensa labor y su importante carrera.

En primer lugar quiero agradecerte Haydeé tu disposición para este reportaje. Aquí van las preguntas:

Haydeé DabustiEl Apasionado: ¿Cómo comenzó todo? En qué momento te diste cuenta de que querías ser cantante de ópera, y cuándo comenzaste a estudiar con esa finalidad.

Haydeé Dabusti: Mis primeros pasos en el escenario del Teatro Colón, fueron siendo integrante del Coro de Niños. Desde ese momento sentí que la ópera sería parte importante en mi vida. Los estudios se iniciaron en el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón.

EA: ¿Quién o quienes fueron tus maestros y qué aprendiste de ellos en lo que respecta al canto, a la música y a la vida?

HD: Los maestros dentro del Instituto Superior de Arte del Colón fueron Teresa “Coca ” Serantes, mi única maestra en técnica vocal, en repertorio Carlos Malloyer, Roberto Kinski y Reinaldo Censabella y en Práctica escénica Constantino Juri. También estudié con excelentes maestros de repertorio fuera del Instituto, Dante Ranieri, Catalina Hadis, Susana Cardonnet, Cesar Tello. Con ellos aprendí una base sólida, una seriedad y continuidad en el trabajo día tras día; pase muchas horas dentro del Teatro Colón estudiando todas las materias que nos prepararían para llegar algún día a cantar en el escenario. Con Teresa Serantes aprendí a respetar los tiempos de evolución vocal y el paso a paso con respecto a las obras que se presentarían para estudiar. Es fundamental, no quemar etapas en esta carrera. Repertoristas de la talla de Malloyer, Kinski y Censabella marcaron una disciplina en mi manera de estudiar y en la forma de desmenuzar una partitura. Todo se estudia dentro de la obra: los roles de los protagonistas de todos los registros, la parte del coro y por último el orgánico de la orquesta. De esa manera se puede sentir que la ópera es como la vida misma. Se enseñaba a encarar la carrera de esa forma, y en mi opinión no hay otra. La carrera de la lírica es como un sacerdocio.

EA: ¿Cómo fue tu debut en el canto lírico, y qué sentiste al terminar de cantar tu papel ese día?

HD: Lo que se siente es muy difícil expresarlo en palabras. Hay varias etapas. El estudio del rol encomendado tiene ese encanto de ir transformándose en el personaje. El día de las funciones durante el transcurso de las mismas es desaparecer de uno mismo y entrar en ese maravilloso mundo de la ópera sobre el escenario: estamos nosotros, la nada y Dios. En la sala, el público espera ver y oír lo mejor que le podamos entregar en ese momento. Ya finalizada la función, lleva varias horas poder bajar la adrenalina que se crea naturalmente antes que se abra el telón.

EA: ¿Cómo era tu vida? ¿Cómo solía ser un día cualquiera en esos primeros años de tu carrera?

HD: En los comienzos de mi primera etapa en la lírica, era ama de casa y estudiaba en el Teatro Colón. Horas de estudio, vocalizar casi todos los días, mantener un peso adecuado, hacer deportes, alimentación sana, como un gimnasta. Dependemos de la salud de nuestro cuerpo para cantar. La vida de un cantante de ópera es muy especial. Al menos los que hemos tomado esta profesión con la seriedad y el respeto que merece.

EA: De esa primera etapa de tu carrera, ¿que rol te dio más satisfacciones y por qué?

HD: En realidad en la primera etapa , estaba estudiando en el Instituto del Colón. Se daba mucha posibilidad a los alumnos de participar en las óperas , según la vocalidad de ese momento de cada uno. En mi caso, ya que mi carrera se vio interrumpida por motivos ya conocidos públicamente, realicé roles como El Pinocho de Kurt Pahlen, estreno mundial en la sala del Teatro Colón. Tenía 17 años. Emmie de Albert Herring de Britten bajo batuta del maestro Enrique Sivieri, además de pequeños roles en operetas, una de ellas bajo la dirección escénica de Hugo de Ana y musical de Enrique Ricci. Pero el debut de todos los roles protagónicos llegó en la segunda etapa de mi carrera y allí si, estarían los roles que me dieron todas las satisfacciones, uno de ellos en especial.

EA: ¿Cual es ese rol tan importante Haydeé?

HD: Es el de Norma, de Vincenzo Bellini.

EA: Excelente, y muy difícil de interpretar, por cierto. La siguiente pregunta es algo más personal: Por circunstancias de la vida recibiste un golpe terrible siendo muy joven y tu carrera se vio interrumpida: ¿Cómo se hace para volver luego de dieciséis años?

HD: Como es sabido, el cantante de ópera es como un gimnasta, por ello es que debemos estar en perfectas condiciones físicas siempre. Cuando decidí retomar mi carrera después de todos esos años de no cantar, durante un año entero sólo trabajé ejercicios de respiración. Al año siguiente solamente hice ejercicios de vocalización. Fueron dos años de entrenamiento antes de conectarme con maestros, para que me escuchen y evalúen en que condiciones estaba.

EA: Explicanos si sos tan amable, en tus propias palabras, las características principales de tu voz y para qué roles está hecha. Y contanos si ha habido durante tu carrera papeles que no aceptaste por no ser adecuados a tu estilo de canto.

Haydeé DabustiHD: Mi registro en estos momentos es de soprano lírico – spinto. No obstante siempre pienso en cantar todo de manera lírica. Es saludable para mantener a salvo las cuerdas vocales.
Al comenzar la carrera era soprano lírica, (Micaela de Carmen de Bizet, Mimi y Muzetta de la Boheme de Puccini). Con el correr del tiempo la voz va cambiando, para bien si se sabe abarcar el repertorio adecuado, o para mal, si no se hace el repertorio justo en el momento que corresponde. En esta segunda etapa de mi carrera he debutado todos los roles que he interpretado. El rol que he cantado en más oportunidades y uno de los que me ha dado más satisfacciones, dentro y fuera de mi país es el de “Norma” de Vincenzo Bellin, junto con Tosca, Manon Lescaut y Giorgetta de Il Tabarro, de Giácomo Puccini, que fuera mi debut en rol protagónico en el Teatro Colón en 2011. Además, Andrea Chenier de Giordano, mi debut en rol protagónico en el Teatro Argentino de La Plata en 2006 y La Gioconda de Amilcare Ponchielli, entre otros. He rechazado algunos roles que considero, por el momento, no están dentro de mi vocalidad. A saber, Turandot de Puccini, Lady Macbeth de Verdi. Seguramente los abordaré en algunos años mas. Por ejemplo, Santuzza, de la Cavalleria Rusticana de Mascagni, la rechacé durante 14 años en más de cinco oportunidades. No por la tesitura, sino porque no sentía el personaje. Recién en 2014, cumpliendo 15 años de carrera desde que retomé, acepté interpretarla en Buenos Aires y en Zaragoza, España. En ese momento si, sentí el personaje a flor de piel. Si lo hubiera aceptado antes, hubiera fracasado.

EA: Asumo, por lo que ha sido tu carrera hasta ahora y por todos los roles verdianos que compusiste, que Verdi es uno de tus autores favoritos. ¿Es así? ¿Que roles verdianos te han dado más satisfacciones?

HD: Canté muchos roles Verdianos en más de una producción cada uno, y todos ellos me han dado muchísimas satisfacciones. La Traviata, Aida, Il Trovatore, Don Carlo, Ballo in Maschera, La Forza del Destino, Nabucco, Attila, I Due Foscari, La Misa de Requiem. En poco tiempo más, debutaré el hermoso rol de Desdemona del Otello de Verdi en el Teatro Argentino de La Plata y colaboro en la producción de Don Carlo de la temporada oficial 2015 del Teatro Colón de Buenos Aires. Pero no tengo autores preferidos, amo cantar todas las óperas que me convoquen.

EA: Antes dijiste que la voz va cambiando con el paso del tiempo, para mal o para bien, según se utilice correctamente o no. Hablaste también de cuidar la carrera, no quemar etapas y de elegir el rol según la vocalidad. Seguramente muchos nuevos o futuros cantantes deseosos de participar en numerosos roles podrán leer este reportaje, y creo que cuidarse la voz debe ser fundamental para alimentar una carrera excelente, sana y larga. ¿Cual sería tu consejo para ellos para cuidar y hasta ampliar la tesitura con el tiempo?

HD: Aprender a decir que NO, mas que SI en esta carrera. Muchas veces se ofrecen roles inadecuados por sus respectivos agentes, hasta por directores artísticos, obvio los que no están capacitados para esos cargos. Solo piensan en hacer títulos a su gusto y ofrecen roles para cubrir los personajes de turno. Yo lo denomino, “caiga quien caiga”. Hay que dejar que pase el tiempo y la voz, el crecimiento como persona, que diferentes experiencias vayan formando la vocalidad para ir encarando los diferentes roles. Todo tiene un por qué y un para qué. Algunos colegas, y no hablo solo de las nuevas generaciones de jóvenes, me refiero a cantantes de Argentina ya en carrera y de Europa también, por el solo hecho de estar sobre el escenario aceptan roles que no son para su vocalidad. Al menos en esos momentos. No se puede cantar todo y todo el tiempo. Algo no va a estar en un nivel de excelencia seguramente. Pero no todo el mundo tiene buenos consejeros a su lado. Es de inteligente prestar mas atención a “la musiquita que los oídos no quieren escuchar”, a endulzarse con “la musiquita que los oídos quieren escuchar”. Eso determinará con el paso del tiempo la duración de una carrera en la lírica.

EA: Aprovechando también tu larga experiencia en el medio de la lírica en general y la ópera en particular te pregunto: ¿Cómo ves el panorama aquí, en Argentina, de las producciones operísticas?Haydeé Dabusti

HD: El panorama en Argentina es muy bueno. Ya que hay muchos y diferentes teatros para que todos puedan participar. Lo que si he notado en los últimos tres o cuatro años, lo que se llama ” amiguismo”, en el momento de seleccionar a los diferentes cantantes para tal o cual rol. No debería ser de esa forma. Todos los años en mi humilde opinión se debería llamar a audiciones, a todos. Con el tiempo la vocalidad de los artistas líricos puede mejorar, estancarse o empeorar. Pues bien, se debe controlar eso año tras año. En todos los teatros. Hay compañías alternativas, off Colón, en las cuales desde hace años cantan, dirigen y ponen puestas en escena prácticamente las mismas personas. Eso es “amiguismo”. O discriminar a artistas que podrían participar y no los dejan. El porqué, habría que preguntarle a las autoridades o responsables de cada compañía.

EA: Muy interesante tu pensamiento sobre las audiciones anuales, espero que se tome eso en cuenta en el futuro. Ahora por favor, describinos un poco lo que significa cantar en Europa. Cómo sienten la ópera los italianos, los españoles, las experiencias que tuviste, las producciones en las que participaste. Y en cuales vas a participar en el futuro en la tierra donde nació el género.

Haydeé DabustiHD: Cantar en Italia, y en general en Europa tiene un sabor especial. El público italiano y también el español aprecia mucho la parte interpretativa. Hoy por hoy dejada bastante de lado. Recordemos siempre que la opera es teatro cantado. Son muy pocos los casos en los que se interpreta el texto, casos en los que se está en personaje. En España he cantado Verdi, una gala lírica con excelentes colegas de conocida carrera y títulos como La Forza del Destino, Ernani, Il Trovatore, entre otros. El público lo recibió estupendamente. El año pasado debuté el rol de Santuzza de Cavalleria Rusticana en Zaragoza con éxito de público y crítica especializada. En Italia, en las ciudades de Roma y Napoles he cantado de todo un poco. Norma, Tosca, Andrea Chenier, La Wally, Il Trovatore, el hermoso Ave María de la autoría del maestro Rolando Nicolosi. Los futuros compromisos los voy a anunciar en la medida que se confirmen.

EA: Extraordinaria experiencia entonces la europea. Para terminar el reportaje, ya que nos contaste anteriormente sobre el rol que vas a hacer próximamente de la Desdémona que Verdi escribió para su Otello, aprovecho para preguntarte sobre tu futuro aquí en Argentina. Las obras en las que vas a participar, los lugares donde vas a cantar, no solamente en este 2015, sino si también tenés contratos o planes para los años siguientes. El público debe querer saber, y yo también, por supuesto, dónde y cuándo te podemos ir a ver en esas maravillosas producciones en las que participás habitualmente.

Haydeé DabustiHD: En pocos días más, parto para Rosario en el teatro El Círculo. Allí junto a consagrados colegas el 1 de junio voy a cantar para la fiesta del 65 aniversario de Italia, como lo he hecho el año pasado con dirección del maestro Fernando Ciraolo. Regreso rápidamente ya que el 3 de junio debo cantar una Gala Lírica interpretando 11 arias de operas en el Jockey Club ( Buenos Aires), de diferentes autores con comentarios del profesor Carlis Alonso y maestra concertadora al piano Julia Manzitti. Luego comienzan los ensayos de Otello en el Teatro Argentino. Mi debut del rol de Desdemona se produce en los días 1 y 7 de agosto. Dirección musical del maestro Carlos Vieu y puesta en escena de Pablo Maritano. El mismo mes de agosto debo interpretar cuatro funciones del rol de Leonora de Il Trovatore en el Teatro Avenida. Con puesta en escena de Boris y dirección musical del maestro Ronaldo Rosa De Scalzo , los días 21, 23, 27 y 29 de agosto. Paralelamente, colaboro en la producción del Don Carlo de Verdi, rol Elisabetta de Valois de la temporada oficial del Teatro Colón 2015.

En octubre debo cantar dos Galas Líricas. Una es privada el día 24 con la maestra concertadora al piano Susana Cardonnet. Allí debutaré algunas arias que nunca he cantado. La otra es en la AMIA con el maestro concertador al piano Cesar Tello y comentarios de Boris, donde también dentro de las 12 arias que interpretaré habrá algunos debuts de algunas. Pasamos al mes de noviembre: convocada por el organista titular del Santísimo Sacramento Matías Sagreras, haremos un concierto de música sacra el día 8, y nuevamente una Gala privada el día 29 con la maestra Julia Manzitti al piano, donde realizaremos arias de Verdi y Puccini. En diciembre hay un proyecto que se confirmó hace muy poquito, para los días 6 y 7, el Réquiem de Verdi bajo la batuta del maestro Mario Benzecry dirigiendo la Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil José de San Martín.

EA: Querida Haydeé, te agradezco infinitamente por este reportaje que a mi juicio ha sido muy enriquecedor, y nos ha permitido a todos conocerte un poco más, saber de tu vida, y la manera en la que encarás tu fructífera carrera. Te deseo lo mejor en el futuro y espero verte muchas veces más sobre el escenario.

Escribo, tomo fotografías artísticas y analizo música clásica y rock, literatura, historia medieval y me atrevo con las noticias de Argentina y del mundo.

Deja un comentario