Werther, de Massenet en el Teatro Colón

Werther

Opera en 4 actos de Jules Massenet, libreto de Edouard Blau, Paul Milliet y Georges Hartmann, basado en la novela “Los Sufrimientos del Joven Werther” de Goethe

Dirección musical: Ira Levin – Dirección escénica, escenografía, vestuario e iluminación: Hugo de Ana – Director del coro de niños: César Bustamante – Orquesta estable y coro de niños del Teatro Colón

Elenco: Mickael Spadaccini: Werther – Anna Caterina Antonacci: Charlotte – Jaquelina Livieri: Sophie – Hernán Iturralde: Albert – Alexander Vassiliev: Bailli – Fernando Grassi: Johann – Santiago Burgi: Schmidt – Norberto Marcos: Bruhlmann – Cecilia Pastawski: Katchen

Saludo final
Saludo final

La obra Werther, de Massenet, abrió la temporada 2015 del Teatro Colón, y a mi particularmente me dejó una extraña sensación. Por un lado no puedo dejar de reconocer que el espectáculo fue de buena calidad, todo se desarrolló con normalidad y dentro de lo esperado. Pero por otro lado, este Werther no me conmovió, y eso es muy grave, porque su autor pretendió hacer un drama conmovedor tanto musical como teatralmente, y si no llega al corazón, la obra se encuentra incompleta. La ópera, como todos sabemos, también es teatro, y me pareció que en este caso no se trabajó en este sentido.

Mickael Spadaccini en el rol de Werther
Mickael Spadaccini en el rol de Werther

La obra comienza con una escena costumbrista, Bailli enseñando a cantar villancicos a unos niños. Luego el poeta Werther acompaña a un baile a Charlotte y se enamora, pero Albert, el prometido de Charlotte, regresa a casa luego de seis meses de ausencia y comienzan los preparativos para la boda, que desesperan a Werther. Tiempo después, con Albert y Charlotte casados, Werther se encuentra desanimado, Sophie intenta animarlo pero no lo consigue, y para colmo de males Charlotte le pide que no regrese hasta Navidad. Albert intuye que Werther está enamorado de su esposa. En vísperas de Navidad, Charlotte se encuentra desanimada recordando a Werther, cuando éste aparece en su casa. Luego de unos segundos, Werther se da cuenta de que Charlotte corresponde a su amor, pero la mujer termina con él bruscamente, y Werther se marcha desesperado. Albert regresa a casa y ve a su mujer muy ansiosa y desanimada. Recibe un mensaje de Werther que le pide sus armas, y le ordena a su mujer que se las dé al mensajero. Charlotte se da cuenta de que Werther piensa en suicidarse y en cuanto puede parte hacia su casa. Lo encuentra ya herido y muriendo. Ahora, ya tarde, Charlotte confiesa su amor por el poeta. Werther le pide perdón y muere. Charlotte se desmaya, mientras se escuchan las voces de los niños cantando villancicos.

Creo que la puesta no fue buena, apostando a un escenario casi vacío con unos horrendos y enormes paneles con material transparente de fondo que al menos a mi ni me agradaron ni me parecieron necesarios. Ya sobre el escenario, unos pocos objetos no hicieron sino agrandar la sensación de vacío que no ayudó para nada a la obra. Un montón de libros y cartas manuscritas en el suelo y papeles escritos volando desde las alturas no agregaron nada a la obra.

Anna Caterina Antonacci en el rol de Charlotte
Anna Caterina Antonacci en el rol de Charlotte

La Orquesta Estable dirigida por nuestro conocido maestro Ira Levin (quien logró varias actuaciones excelentes en este nuestro Teatro) interpretó correctamente la obra, pero en muchos pasajes su interpretación fue demasiado delicada y suave. Digamos que solamente por momentos la música de Massenet vibró con el drama. Y unos momentos dentro de las dos horas y cuarto que dura la interpretación, es muy poco.

En lo que respecta a los cantantes, cumplieron en general con buenas labores como tales, pero actoralmente estuvieron algo fríos y poco receptivos con respecto al drama de sus personajes.

Mickael Spadaccini interpretó al poeta Werther, personaje principal de la obra. A último momento reemplazó a Ramón Vargas, por lo que su interpretación puede decirse que cumplió con un papel muy difícil. No tuvo demasiados matices en su canto, pero llenó con facilidad la sala con su voz y trató dentro de sus limitadas posibilidades como actor de hacer un esfuerzo para mostrar a un poeta enamorado pero rechazado en todo momento por su amada. No logró conmover, pero fue agradable verlo dar lo mejor de sí mismo.

Anna Caterina Antonacci tuvo el rol de Charlotte y lo cantó perfectamente con una hermosa voz muy cálida y agradable. Pero su actuación, salvo en el tercer acto, donde dio lo mejor que tenía, fue más bien fría y distante y no consiguió hacer vibrar a su personaje, especialmente  en el dramático final.

Jaquelina Livieri consiguió que Sophie se metiera en la piel del público con su carácter alegre, su excelente interpretación y su voz extraordinaria de soprano ligera, que sonó como una brisa de aire fresco en el drama que se estaba viviendo. Claro, fue el único personaje alegre de la obra, que siempre apoyó tanto a Werther como a Charlotte. Fue premiada con el más entusiasta aplauso de la noche por parte del público.

Hernán Iturralde cumplió con su habitual solvencia con el papel de Albert. Su canto y su voz de bajo-barítono parece ser siempre perfecta, y su actuación también. En Elektra, en el rol de Orestes, ya había mostrado sus amplias condiciones vocales y actorales en este mismo escenario. Esta noche fue el cantante más completo de la obra, aunque su personaje no fue el principal.

El resto del elenco cumplió muy bien con los papeles secundarios de la obra. A todos los he visto cumplir roles importantes en distintas obras en el teatro Avenida, por ejemplo a Santiago Burgi como Tamino en la Flauta de Mozart, a Fernando Grassi como Marcello en La Bohéme, a Cecilia Pastawski como Zerlina en Don Giovanni y a Norberto Marcos como Guglielmo en Cosi fan Tutte. Todos ellos son excelentes cantantes y podrían tener más y mejores oportunidades más importantes en nuestro mayor coliseo, si sus autoridades se dedicaran a promover un poco más a los cantantes locales.

Por último se puede decir que el coro de niños ha cumplido una excelente labor, muy afinado y actuando con absoluta naturalidad.

Como conclusión puedo decir que vimos una obra de buena calidad, con todos haciendo en general un buen trabajo, muy profesional, pero que al menos a mi no me llegó al corazón. Así, Werther no se disfruta tanto.

Jaquelina Livieri como Sophie
Jaquelina Livieri como Sophie
Hernán Iturralde como Albert
Hernán Iturralde como Albert
Alexander Vassiliev en el rol de Bailli
Alexander Vassiliev en el rol de Bailli
Fernando Grassi y Santiago Burgi
Fernando Grassi y Santiago Burgi
Cecilia Pastawski y Norberto Marcos
Cecilia Pastawski y Norberto Marcos
César Bustamente y el Coro de Niños del Teatro Colón
César Bustamente y el Coro de Niños del Teatro Colón

Werther

Nuestro magnífico Teatro Colón, anoche a punto de comenzar la función
Nuestro magnífico Teatro Colón, anoche a punto de comenzar la función

 

Escribo, tomo fotografías artísticas y analizo música clásica y rock, literatura, historia medieval y me atrevo con las noticias de Argentina y del mundo.

Deja un comentario