Virginia Wagner. Entrevista a una talentosa soprano

Virginia Wagner, es un verdadero placer poder conectarme contigo por este medio y tener la posibilidad de hacerte algunas preguntas. Te agradezco mucho por su disposición. Ahí van las preguntas:

El Apasionado: Te vi una sola vez, en el Teatro Avenida cuando interpretaste a Leila en la hermosa ópera de Bizet, Los Pescadores de Perlas. Tu voz es muy bella y especialmente muy potente. ¿Con qué tipo de repertorio te sentís más a gusto? ¿Qué estilos musicales en general o qué óperas en particular te hacen disfrutar mientras estás cantando?

Virginia Wagner: En realidad me siento cómoda en el repertorio lírico, pero abarca bastantes roles, pues hay algunos que si bien son más livianos o más dramáticos, se mantienen vocalmente dentro de lo lírico, y eso es lo más cómodo para mí. Con respecto a los roles que más disfruto, podría citar, Liù de Turandot, Amelia del Simon Boccanegra, entre otros y por supuesto la Adriana Lecouvreur, que si bien es la primera vez que la canto, ya tenía contacto con esta ópera por medio de las dos arias de este personaje que son muy conocidas!! En general disfruto de todos aquellos roles en los que me sienta cómoda vocalmente, Margarita de Faust, Mimì de La Bohème, etc.

Virginia Wagner. Adriana Lecouvreur
Virginia Wagner actuando el final de Adriana Lecouvreur

E A: ¿Te emocionas durante tus actuaciones o tratas de abstraerte de la emoción para generar un canto lo más perfecto posible?

V W: Emocionarse en las actuaciones es inevitable, pero siempre hay que tener cuidado de no dejarse  llevar por completo, porque si no, la voz cantada se resiente. Y eso no quiere decir que uno no  exprese todo lo que pueda, sino que hay que llegar a un equilibrio entre la emoción y el buen cantar. Por ejemplo, cuando uno se emociona en la vida, lo primero que cambia es la voz. Se cierra la garganta, y el timbre de la voz se modifica, entonces cuando uno está cantando tiene que expresar, pero no puede ser totalmente realista, porque terminaría mudo…Igualmente, en algunas ocasiones se permiten ciertas concesiones, en las que lo vocal propiamente dicho queda un poco en segundo plano, y no importa tanto lo perfecto de las notas que se canten, sino la intención, pero no se puede cantar todo así. Siempre hay que encontrar un equilibrio.

 E A¿Qué relación se formó en el grupo de cantantes que va a representar Adriana Lecouvreur?

V W: La verdad es que pocas veces uno tiene la oportunidad de trabajar con amigos y gente que conoce desde tiempo. Y este es el caso. Amén de la gente nueva que he conocido en esta producción y con quien se formó un gran equipo de trabajo. Todos grandes profesionales, pero a la vez grandes personas. Gente con talento, pero sin excentricidades ni egos encontrados. La verdad es de agradecer, con respecto a todo el equipo, incluyendo director y demás personas que hicieron posibles este espectáculo, que se haya trabajado con armonía y con buena onda, cosa que no siempre pasa. Así en realidad, creo que uno puede dar todo lo mejor de sí mismo, y aprender de todos!

E A: La obra que vas a representar desde el 6 de Junio en el Teatro Avenida es una de mis preferidas, una bellísima obra del periodo verista. ¿Qué me puedes contar sobre Adriana Lecouvreur de Cilea? ¿Qué dificultades te presenta su canto? ¿Qué dificultades surgen en la actuación?

V W: Sí, Adriana Lecouvreur es un rol interesante por donde lo mires. Tanto en lo que se refiere a la parte musical magistralmente escrita, y la parte interpretativa. Así que además de ser un placer cantarla, implica varios retos, en lo vocal y luego en la interpretación. Aunque tratándose de un personaje como este, una actriz, es más fácil porque aunque yo no haga teatro de prosa soy en parte actriz, así que hay muchas cosas en el personaje que me son comunes. La dificultad está tal vez en lo que decíamos, de hacer un personaje que emocione, pero sin dejar de lado completamente la belleza vocal de la obra y por sobre todas las cosas, que sea creíble para el púbico.

Virginia Wagner
Virginia Wagner

E A:  ¿De qué forma se preparan con el director musical, Carlos Vieu, para establecer una buena relación orquesta-cantantes?

V W: Con Carlos Vieu he trabajado en Simon Boccanegra hace unos años en el teatro Colón, y la verdad es que es siempre un gusto trabajar con el. Un gran artista, profesional, y alguien abierto a las inquietudes y necesidades del cantante y de la escena. Es un placer poder trabajar con gente así, con quienes se puede dialogar y llegar a un acuerdo para lograr el mejor resultado para todos, y por ende para el público. Lo mismo sucede con Crystal Manich, la directora de escena, con quien se trabaja fantásticamente.

 E AEstoy seguro de que conoces muy bien el escenario del Teatro Avenida, y sé que también conoces bien el del Teatro Colón, mucho más espacioso y con escenario giratorio incluido. Asimismo la acústica de los dos teatros es muy diferente. ¿Cantas igual siempre o adaptas tu voz al ambiente de cada teatro? Desde arriba del escenario: ¿Qué cambia en tu perspectiva como cantante y actriz entre uno y otro?

V W: Creo que uno no puede adaptar su forma de cantar con respecto al lugar, o por lo menos yo no lo intento. Porque uno canta de la mejor manera que puede y si canta el repertorio adecuado, entonces lo va a hacer igual en cualquier teatro. La técnica es la misma siempre, y si es buena, permite que saquemos el mejor provecho a la voz, con el menor esfuerzo posible. Y uno, sea donde sea, siempre tiene que intentar darse al máximo. Aunque dependiendo de las dimensiones de teatro hay pequeños detalles, sutilezas que uno se puede permitir en un lugar y que ta vez en el otro se pierdan un poco, pero son detalles, la esencia no cambia.

Con respecto a la parte interpretación, tal vez cambia un poco con respecto a los gestos, que cuanto más grande el escenario, más pronunciados tendrán que ser. Cuando uno trabaja en un teatro más pequeño, se puede permitir juegos de gestos y pequeñas cosas, que en un lugar más grande se perderían. Pero eso también depende de que quien haga la puesta en escena sea claro con respecto a esto, porque uno no se ve desde fuera, como para saber si el gesto o la expresión que tanto se preocupa por lograr, se va a percibir por parte del público o no.

 E A: ¿Qué expectativas tienes con respecto a esta representación de Adriana Lecouvreur? ¿Qué esperas de ella teniendo en cuenta el avance de los ensayos? ¿Podemos ilusionarnos con una excelente función?

V W: Yo tengo puestas mis mejores expectativas. Creo que se ha hecho un gran trabajo por parte de todos y creo que la gente lo va a disfrutar mucho, y es eso mismo lo que espero yo, poder disfrutarlo y que eso llegue al público. Poder hacer un personaje creíble y que la gente sienta cercano.

Por otro lado no quisiera dejar pasar la oportunidad para agradecer a Buenos Aires Lírica el poder hacer esta Adriana Lecouvreur y destacar que es muy importante y admirable, que en estos tiempos, siga habiendo estas iniciativas, como otras, que con tanto esfuerzo, esmero y amor, mantengan vivo el arte y la oportunidad de que la gente siga disfrutando.

 E A: Virginia, te agradezco nuevamente por su tiempo, has sido muy amable, y estoy seguro de que Adriana Lecouvreur será un éxito.

Ver reportaje a Carlos Vieu

Ver reportaje a Eric Herrero

Ver reportaje a Cristián Hernández Larguía

Escribo, tomo fotografías artísticas y analizo música clásica y rock, literatura, historia medieval y me atrevo con las noticias de Argentina y del mundo.

Deja un comentario