¿Verdi o Wagner? Encuesta

¿Verdi o Wagner?  Siglo XIX. Pasó mucho tiempo, ¿verdad? Pero estos dos genios siguen juntando admiración, fanáticos, e incluso más de un detractor. La pasión sigue intacta a más de doscientos años del nacimiento de ambos. Por eso El Apasionado ha hecho una encuesta especialmente dedicada a ellos. De dicha encuesta participaron 79 personas: 26 personas menores de 50 años, 16 que andan entre los 50 y los 60 y 36 de más de 60 años. Una no contestó. De ellos 31 son mujeres, 45 hombres, y 2 no contestaron. 10 de ellos terminaron el secundario, 18 tienen estudios terciarios y 45 son universitarios. Dos no contestaron. Los diferentes hábitos reconocidos por todos los encuestados fueron los siguientes: 17 son músicos, 24 son abonados a algún teatro, 30 van seguido a conciertos, 22 van a conciertos cuando el tiempo libre se los permite, 45 escuchan música en CD, Internet o en otros medios, 1 se interesa más que nada en la historia de los músicos y dos no contestaron.

Ahora sí, la encuesta: ¿Verdi o Wagner?

¿Verdi o Wagner?

Más de la mitad contestó que ambos son geniales, lo que me parece suficiente como para establecer un empate. Sin embargo, 25 eligieron a Verdi por sobre Wagner y solamente 12 dijeron lo contrario. Por lo tanto es un pequeño triunfo del gran músico italiano. De todas formas la opinión de ambos como genios es la que prevalece. Por suerte y con toda lógica nadie se atrevió a contestar que ninguno de ellos fue un genio. La opción estaba, pero no fue utilizada.

¿Verdi o Wagner?

La Traviata, estupenda obra, que novedad, es la que ganó en este verdadero concurso de obras maestras. No le fue nada fácil, la siguieron dos óperas bien distintas entre ellas, Rigoletto y Aida, mientras que Otello hizo una muy buena presentación. Un poco más lejos el segundo pelotón con Nabucco, Don Carlos, Falstaff, Il Trovatore, Un Ballo in Maschera y La Forza. También estaba la posibilidad de elegir otra de su extenso repertorio y una sola persona eligió a Simón Boccanegra. La última posibilidad, ninguna, no fue elegida.

¿Verdi o Wagner?

Ganadora indiscutible Tristán e Isolda, la enorme obra de Richard Wagner. El Anillo del Nibelungo en cuanto obra conceptual, le sigue a unos pocos votos de distancia. Gran elección de Tannhauser, muy buena la de El Holandés Errante y aceptable la de Lohengrin. Discreta la elección de Parsifal. Poco para Los Maestros Cantores, y un solo voto para Rienzi. Una reflexión: La Tetralogía sacó 25 votos, mientras que por separado las cuatro óperas sumaron apenas 24, y la única que tuvo una discreta votación fue La Walkyria con 11 votos. El resto fue poco considerado fuera del Anillo, apenas 6 para El Oro del Ring, 4 para el Ocaso y 3 para Sigfrido. Para pensar. En cuanto a la opción ninguna, tuvo 6 votos, así que he de pensar que Wagner es un músico que sigue siendo incomprendido por algunas personas, a pesar de los años que han pasado.

¿Que obras de estos autores el Teatro Colón debería representar, sin excusas, en los próximos dos años?

Aida 16 –

La Tetralogía 12 -

Tristán e Isolda y La Traviata 10 -

Tannhauser e Il Trovatore 8 –

El Holandés Errante 6 -

Nabucco 4 -

Otello y Los Maestros Cantores 3 -

Luisa Miller, Ballo in Maschera, Parsifal y Rienzi 2

En los últimos años pudimos disfrutar de varias obras de estos dos grandes autores, pero siempre la oferta es escasa y nos deja muchas ganas de ver las que no dan desde hace mucho tiempo. Otello, Un Ballo in Maschera, Don Carlo, Falstaff, La Forza, fueron presentadas por el Teatro Colón en los últimos 6 años. También Parsifal y Lohengrin, y una versión abreviada de El Anillo del Nibelungo, que dieron en llamar Colón Ring. En el Avenida por su parte las compañías privadas ofrecieron Nabucco, Aida, Il Trovatore, Rigoletto, La Traviata, mientras que Wagner brilló por su ausencia, salvo por un espectáculo orquestal denominado Wagnerfest. Pero claro, no tienen el glamour ni la repercusión que tiene nuestro máximo escenario. La más pedida fue Aida, seguida por la Tetralogía, Tristán e Isolda y La Traviata. No sorprende. Tannhauser, El Holandés Errante e Il Trovatore también fueron mencionadas por varias personas. Autoridades del teatro Colón, tomando nota…

Nombra a uno o varios autores de óperas que te parece estén a la altura o incluso sean superiores a estos dos.

Puccini 34  -

Mozart 23  -

Massenet 7  -

Bellini 6  -

Bizet, Donizetti, Rossini y Richard Strauss 5 -

Tchaikovsky y Debussy 2

Dos músicos que, sin hacerles sombra, se acercan mucho a estos dos genios: Puccini, lejos, el más votado, es obviamente quien es mejor considerado, mientras que el inefable Mozart no falla, y fue también muy votado. Muy lejos el resto de los músicos.

 Otra de las características de esta encuesta es la creación de cuadros de diálogo para que los encuestados se expresen a su gusto, por eso puedo poner ahora algunas de las frases más interesantes que nos han dejado:

¿Verdi o Wagner?

Ambos -Porque cada uno de ellos han tenido características propias al componer (excepto el leitmotiv, creado por Wagner y tomado luego por Verdi). Resulta imposible compararlos.
Ambos -Difícil comparación y elección son los dos de igual talla, que se disputan un “cabeza a cabeza” con ventaja mínima para Wagner.
Ambos -Cada uno aportó su impronta al momento musical que le tocó vivir… mientras Verdi nos muestra mujeres fuertes capaces de morir por amor… Wagner nos muestra el amor…
Ambos -Expresan, cada uno, sus raíces culturales y crean, sobre ellas, obras de enorme creatividad.
Ambos -Porque la mejor ópera de Wagner es el Otello de Verdi.
Verdi -Porque la ópera es “melodrama in musica” y Verdi entiende el teatro, los personajes y la acción dramática como nadie.
Verdi -Verdi tiene que ver con mis raíces. Soy de familia italiana. Es la vida. Amor, pasión, traiciones, infidelidades, política. Podés salir del teatro y cantarlo. Da para ir a cenar unas buenas pastas con un buen vino después de la función. Wagner -Wagner es grandilocuente, magnífico. No lo siento como a Verdi. Pero es majestuoso y me eriza la piel. Es como estar en otro planeta. En un viaje intergaláctico.
Verdi -Por el simple hecho de que fue siempre de temperamento y carácter humilde y simple, reflejando las costumbres de su pueblo en coros maravillosamente armónicos y armoniosos; retratando con crudeza y simplicidad, con el uso de melodías soñadas, las diferentes caras de un mismo personaje.
Verdi -Porque desde diferentes lugares han hecho un enorme aporte a la ópera. Ambos manejaron con maestría la relación entre la música y el desarrollo dramático.
Verdi -Porque es autor de las óperas más hermosas, famosas y más vistas y oídas de todos los tiempos. Además es el más prolífico de todos en cuanto a cantidad y calidad de obras.
Verdi -Música, operas entendibles y claras. Wagner tiene buenas partituras, pero demasiado retorcidas sus obras.
Verdi -Por la musicalidad, la búsqueda de psicológica de los personajes. Básicamente la calidad italiana contra la frialdad alemana (Sin nombrar la excesiva duración de las obras de Wagner)
Verdi -Me emociona hasta las lágrimas su “Va, pensiero”. Aunque no puedo dejar de reconocer el genio de Wagner.
-Wagner: creo, humildemente, que revolucionó el arte musical, a través de la mitología nórdica, o en sus dramas románticos. La obra de arte total. Su música me traslada a otras dimensiones, la siento correr por mi sangre, me seduce, me emociona, me evade. Y sin ser un especialista, un simple oyente desde mi adolescencia, sus orquestaciones, acordes, voces, argumentos-historias, filosofía, poesía, son insuperables y sublimes.
Ambos -Cada uno tiene su estilo y su respectiva inspiración. Los dos fueron excelentes músicos y dejaron melodías inmortales
Ambos -Verdi por su musicalidad y Wagner por su majestuosidad
Verdi -sus obras representan al pueblo y fueron concebidas para el pueblo, supo explotar sus raíces folclóricas como ningún otro compositor italiano y contribuyó a la unificación italiana.
Wagner -Porque su música es sublime, porque hizo sus propios libretos y son excelentes, por ser un genio absoluto.
Wagner -Es lo más maravilloso como música y mostrando el sentido de la vida
Verdi -Me hace vibrar, acompañando la música con mi cuerpo.

Como conclusión, esto ha sido divertido de hacer, tuvo buen acogimiento y espero que les haya gustado la idea. Después, cada cual por supuesto puede hacer sus propias conclusiones.

Escribo, tomo fotografías artísticas y analizo música clásica y rock, literatura, historia medieval y me atrevo con las noticias de Argentina y del mundo.

15 Responses to “¿Verdi o Wagner? Encuesta”

  1. victor, Responder

    FELICITACIONES !!!!!!!!!!
    me encantó participar de esta encuenta. aunque siempre van surgir, nuevos pensamientos, conclusiones, apreciaciones sobre estos dos grandes compositores.
    un gran saludo y gracias. ADELANTE !

  2. Omar Abel Mudeh, Responder

    Me parecio interesantisima la encuesta y me gusto mucho pues coincide con mis gustos. Gracias Apasionado.

  3. Vitelius, Responder

    En definitiva,que sos??

  4. MARTA ELENA LUCARELLI, Responder

    ME ENCANTÓ LA ENCUESTA Y QUE GANARA VERDI !!!!

  5. Mario Lutz, Responder

    No me sorprende que la Tetralogía se encuentre en el segundo lugar de las preferencias del público para su inmediata reposición. El adefesio presentado anticipando en 2012 el bicentenario del nacimiento del compositor, no ha compensado la flagrante eliminación hace ya muchos años de la “temporada alemana” de cuatro títulos por año que se incluía en la temporada global de nuestro primer coliseo. La última vez que la Tetralogía se representó integramente y con seis funciones por cada obra, fue en 1967. La primera medida de la Administración Lombardero y Cía. fue tronchar el ciclo iniciado por el maestro Charles Dutoit en 2004 al ritmo de ¡una ópera por año! ¡Somos de terror!.
    Sin embargo, para mi sorpresa, me extraña que el público tan wagneriano de Buenos Aires, según lo que suponía, haya aportado solo 3 votos para la representación de “Los Maestros Cantores de Nüremberg”, ópera ausente del Teatro Colón desde 1980… ¡36 años! es decir que una generación y media se ha perdido la única comedia de Ricardo I… al menos que pueda viajar al exterior.

    • Rolando Daniel Castillo, Responder

      Es verdad Mario, me extrañó muchísimo que Los Maestros Cantores haya hecho tan mala elección. En cuanto al Anillo, no tengo esperanzas de que lo repongan pronto, pero así opina mucha gente y creo que eso merece atención por parte de nuestro gran teatro. Yo tenía apenas 7 años en el momento de la última representación, así que consideré ir al Met a ver la última versión, pero por diversos motivos no pude. Tendré que seguir esperando o pensar en ir a otros lugares del mundo, pero es una pena. Además creo que reponer la temporada alemana debería ser una prioridad, pero no veo que se muevan en ese sentido. Todo muy triste.

      • Mario Lutz, Responder

        Tal vez la razón del electorado hacia Maestros Cantores se encuentre en lo generacional; en la edad del público que sigue esta publicación y decidió participar. Si ud. tenía siete años cuando la última representación de la Tetralogía (1995-1998) programada por Renán y no discontinuada por Kive Staiff /Veltri deduzco que Maestros Cantores sencillamente no es conocida, una obra musicalmente compleja (tan largo como Parsifal con sus tiempos lentos pero con muchísima más música que éste).
        Lo pérfido de nuestra gestión cultural no nos permitirá abordar esta ahora ya que su tema doméstico y burgués no conmueve al Director del Colón, a quien si sabemos que “me resultó una experiencia sobrecogedora. Lo es por la historia de una mujer que en época de guerra se involucra con un militar y a partir de allí vive una sucesión de vejaciones que la convierten en un ser marginal, a quien ni siquiera su padre es capaz finalmente de reconocer” (sic) según su editorial sobre Die Soldaten, titulado Una proeza cultural.
        Un hombre que se define “”No soy crítico ni no crítico; soy práctico” pero lo cierto y evidente, es que el Colon es incapaz de realizar con los recursos actualmente disponibles, una sola temporada como en 1967 cuando se carecían de elementos mecánicos, -el disco circular no funcionaba- y sistema computarizados a saber: 21 óperas (4 estrenos y 17 reposiciones) – 5 funciones en la mayoría y 6 para “El Anillo”- además de los conciertos de la OFBA los Ballets y las funciones alquiladas a la Wagneriana y el Mozarteum…. Lo que se rumorea en el futuro wagneriano es “La Prohibición de Amar” (¿que se imaginaría don Darío?) en co-producción con la ROH del Covent Garden y el Tristan e Isolda dirigido por Barenboim con su orquesta Berlinesa. Migajas de inacción cultural, dignas de un Rodriguez-Berreta.

        • Rolando Daniel Castillo, Responder

          Estoy de acuerdo con usted. Lamentablemente le comento que vi La Prohibición de Amar en el Teatro Real de Madrid y no me movió un pelo. No por ser mala representación, sino porque esa música fue compuesta por Wagner cuando no tenía una definición como artista y parece querer imitar todo el tiempo a Rossini o Donizetti. No vale la pena verla ni como curiosidad, lo digo sin la menor duda. Pasaremos un rato má o menos alegre y nos olvidaremos de esta obra de inmediato. No es ni siquiera una migaja…

          • mario lutz,

            Puedo entender que no le haya movido un perlo, el Wagner de 22 años transita sus primeros pasos como compositor junto con “Las Hadas”, pero ni siquiera para el bicentenario del nacimiento de don Richard en 2013, el condado de Bayreuth imaginó con mente afiebrada que estas dos obras podrían tener su representación en “la Colina Verde” sede de las obras mayores. Para eso se recurrió al Oberfrankenhalle, un estadio a 8 minutos del teatro de los Festivales si recorre en auto los 3 km que los separan. Este estadio multifunción, desplazando las tribunas puede contener una cancha de básquet o 16 mesas de ping-pong; fue escenario para la representación de Rienzi y La Prohibición de Amar, en tanto que en Leipzig, ciudad natal del compositor, tomó a su cago presentar a “las Hadas”.
            Rienzi tiene cosas interesantes, pero aún se percibe el tránsito por músicas de Spontini, Berlioz, Meyerbeer. El manuscrito original fue “tomado” por Adolf Hitler, que la consideraba su obra preferida. No es de extrañar cuando los imperativos políticos cuentan más que los sentimientos humanos y la política significa ceremonia, guerra, marchas militares, música de ballet y extensos coros tan evidentes en esta obra; -para los que tienen oídos para oír – hay indicios del genio maduro y Rienzi es algo más que un animal político, la angustia existencial de Tannhäuser, Tristán e incluso Amfortas, se pueden percibir, pero en mi caso; solo después de haber conocido estas obras mayores.
            Su encuesta también me llevó a recordar que el amigo Pablo Luis Bardin convocó en su revista Tribunal Musical a un Test Operístico era mayo de 1968. Un año después se computaron 156 listas de 30 obras, en donde los lectores se explayaron según sus preferencias. Tengamos en cuenta que esto funcionaba con lápiz o máquina de escribir, papel, sobre estampilla y correo NADA de la inmediatez de la internet contemporánea.
            Rienzi obtuvo el primer puesto con 54 votos, Nabucco 51; El Cazador Furtivo 50; Fausto de Gounod 46; Tannhäuser 43; Daphne de R.Strauss 40; Anna Bolena 39; Manonn de Massenet 38; y cierro con el 9° puesto para Luccia de Lammermoor y Mefistófeles empatadas con 37 votos. ¿El Tristán?… en el puesto 28 compartiendo la posición junto a “La Sonambula” (Bellini), “Don Giovanni” (Mozart. ¡Menos mal que en 1971 Jon Vikers cantó aquí en el Colón, junto con Birgit Nilsson, su primer Tristán! (antes de grabarlo y representarlo para Karajan)
            Ubiquemos la época. Rienzi no existía en el catálogo de música grabada en 1969.
            Cuando finamente la Asociación Wagneriana y el Colón coordinaron sus esfuerzos, Rienzi se ofreció en versión de concierto con la OFBA dirigida por Janos Kulka un buen director que encaró la obra rutinariamente, y esto fue fatal para su representación, pese a que el tenor “muleto” Andrés Said se desempeñó admirablemente ante la defección del contratado Wolfgan Neuman, en septiembre de 1990, fueron solo dos funciones. Pero ya habíamos conocido una edición completa de EMI que gracias a la dirección de Heinrich Hollreiser evitó la rutina y mostró que las virtudes de esta larga obra (3h 45m) eran superiores a sus debilidades. Aún así estoy seguro que muchos (como yo) se han arrepentido por votarla como prioridad en el referido Test.
            No creo que en la “Prohibición” las migajas resulten sabrosas.

          • Rolando Daniel Castillo,

            Con respecto a Rienzi puedo decirle que la versión de Hollreiser es magnífica y de verdad muestra una ópera mucho más avanzada en su concepción que La Prohibición. Tiene momentos brillantes, si bien no es exactamente el Wagner que conocemos de sus mejores obras, e incluso el mismo autor no la consideraba una obra digna, hecho que motivó la oscuridad que se ciñó sobre ella durante casi dos siglos. Rienzi pide a gritos un rescate mayor. Yo estoy seguro que de no ser Wagner su autor la obra se hubiese representado mucho más seguido y sería más popular. Pero bueno, no lo es, pero veo que muchos han estado evaluándola y creo que merece que otros directores y otros teatros la representen como se merece. Tengo entendido que Wagner trabajó enormemente para esta obra, llegando a una duración de casi seis horas, pero luego obviamente se vio obligado a cortarla. Me gustaría saber qué fue de esa música excluida de la obra. Magnífico su relato, se ve que es una persona que sabe muy bien de lo que habla, y muy interesante la historia del Test Operístico de Bardin. Eso me trae varias ideas para la próxima, quizás pueda hacer encuestas más interesantes aprovechando la facilidad de contar con Internet, una ventaja que en esa época, como bien usted dice, no tenían. Para que no termine dentro de un año, por supuesto, por lo demás, cuento por suerte con la calidad de un público en su inmensa mayoría muy dispuesto, inteligente y colaborador. Eso solo ya es maravilloso para mí.

  6. Voto desde México, Responder

    Como mexicano que soy no hay raíces alemanas ni italianas en mi, voto por Verdi y la ópera italiana.

Deja un comentario