Opera en Buenos Aires. Balance del 2014

Opera en Buenos Aires. Balance de la temporada 2014

 

Voy a ver ópera porque tiene todo lo que un buen espectáculo tiene que tener: música, teatro, show, escenografía, luces, canto, figuras importantes, un entorno agradable y mucho público. Sí, mucho público. En esta temporada más de la mitad de las funciones que fui a ver fueron a teatro completo. Y la otra mitad no bajó del 90% del teatro lleno. Ese es un buen parámetro para establecer la popularidad del género en Buenos Aires. Va mucha gente, muchos de ellos jóvenes, y podría ir mucho más público si hicieran el esfuerzo de difundir aún más las actividades y ampliar el número de espectáculos. Pero bueno, ese es otro tema.

Hay dos lugares tradicionales para escuchar ópera en nuestra ciudad: obviamente son el Teatro Colón, con su bagaje de historia musical riquísima y su enorme presencia en el mundo de la ópera, y el más modesto aunque hermoso Teatro Avenida, donde dos compañías privadas realizan sus temporadas, Buenos Aires Lírica y Juventus Lyrica. Esta diferencia de historia no quiere decir que las obras que se representan en el Teatro Colón sean mucho mejores. En ocasiones más frecuentes de las que uno creería las compañías privadas ofrecen espectáculos mucho mejor preparados y estimulantes que nuestro gran coliseo. Hay otros lugares que se ocupan de realizar puestas en escena muy interesantes pero no los he visitado todavía.

Aquí realizo un breve resumen de las temporadas del Teatro Colón y de las compañías Buenos Aires Lírica y Juventus Lyrica. Todas las óperas tienen su link, si entran allí verán gran cantidad de fotos y mis comentarios en detalle.

El Teatro Colón a pleno como nunca
El Teatro Colón a pleno como nunca

Opera en Buenos Aires. Temporada 2014 del Teatro Colón:

Calígula, de Detlev Glanert – El Barbero de Sevilla, de Rossini – Réquiem, de Strasnoy (no la pude ver por un problema de salud) – Idomeneo, de Mozart – Tristán e Isolda, de Richard Wagner, en versión concierto – Falstaff, de Verdi – Elektra, de Richard Strauss – Madama Butterfly, de Puccini

La temporada incluyó cuatro títulos realmente clásicos, El Barbero, Falstaff, Elektra y Madamme Butterfly, un clásico en concierto, Tristán e Isolda (que incluyó más que nada el segundo acto, no fue completa), una ópera extraordinaria pero no de las más vistas de Mozart y dos títulos modernos. Disfruté mucho de cada uno de los espectáculos, y creo que fue la mejor temporada del Colón desde la reapertura de 2010, aunque el nivel no ha llegado nunca a ser plenamente satisfactorio. Destaco Elektra, Idomeneo y Madama Butterfly, que fueron muy bien representadas. Y muy especialmente la visita de Ambrosio Maestri, un Falstaff absolutamente inolvidable y de René Pape, cantante extraordinario que nos deleitó con un Rey Marke excelente en el concierto de Tristán e Isolda. Y por supuesto la oportunidad de ver al maestro Daniel Barenboim dirigiendo con su propia orquesta. El balance es muy positivo, y aunque la temporada 2015 se redujo a 7 fechas, las buenas obras que se van a ofrecer me hacen pensar que se puede subir el nivel.

Teatro Avenida
Teatro Avenida

Opera en Buenos Aires. Temporada 2014 de Buenos Aires Lírica:

Anna Bolena, de Donizetti  – Wagnerfest, obras escogidas de Richard Wagner en concierto – Adriana Lecouvreur, de Cilea – Don Giovanni, de Mozart – Rómeo et Juliette, de Gounod

Una delicia de Donizetti, un concierto muy interesante de Wagner, que se agradece porque no es común escucharlo en el Avenida, una Adriana Lecouvreur más que interesante y dos obras excelentemente representadas para el final: El Don Giovanni en la puesta de Marcelo Lombardero fue magnífico y Rómeo et Juliette lució con una gracia impactante. Sobresaliente temporada de Buenos Aires Lírica, la mejor de estos últimos 5 años, sin dudas. Cada obra es tratada con una dedicación y excelencia admirables, y es un placer entrar en el Teatro Avenida a verlas, porque ya sabemos la calidad con la que son representadas.

Opera en Buenos Aires. Temporada 2015 de Juventus Lyrica:

Rigoletto, de Verdi (No pude ir a verla por tener otro compromiso) – Medea, de Cherubini – Los Cuentos de Hoffmann, de Offenbach – Gran Gala Aniversario

Juventus Lyrica puede decirse que es el trampolín que puede consagrar en este medio a un cantante, o a cualquiera de los que participa en la producción de sus obras. Fue una muy buena temporada, aunque ha tenido otras anteriores realmente brillantes. Esta temporada se destacó por una Medea realmente de gran nivel, una obra difícil hecha con talento, y por la extraordinaria obra de Offenbach, que quedará en mis retinas por mucho tiempo. Los Cuentos de Hoffman nos mostró toda la gran capacidad del equipo de trabajo de la compañía. La Gala también fue un festejo muy lindo y estimulante que nos dedicaron todos los cantantes que tanto le deben a Juventus Lyrica, y terminó con un brindis muy disfrutado por los artistas y el público.

Coro de la Compañía Verdi
Coro de la Compañía Verdi

Otras obras

Además fui a ver dos obras que fueron producida por otras compañías, una de ellas también en el Teatro Avenida, Oberto, Conde de San Bonifacio, la primera ópera de Verdi, por la Compañía Lírica Verdi, que fue una gran experiencia. Escuchar lo que el futuro autor de óperas como Aída o Don Carlo, uno de los más consagrados de la historia mundial del género, tenía para decir en su primer paso fue muy interesante. Un autor en progreso, ya talentoso, con enorme influencia de Donizetti, pero con algunas cositas que iba a desarrollar en el futuro. Muy linda obra.

La otra ópera a la que me refiero es Ariadna en Naxos, de Richard Strauss. La ofreció el Teatro Solís, un hermosísimo coliseo ubicado en plena ciudad vieja de Montevideo, y la obra fue de lo mejor que he visto este año. Como para terminarlo en gran forma. Recomiendo a los que en Buenos Aires gustan de la ópera cruzar el Río de la Plata cada tanto y aparecerse por el Teatro Solís. Sus obras nunca defraudan, las eligen muy bien y contratan elencos muy talentosos. Si la suerte me acompaña, en 2015 podría visitar el Teatro Argentino de La Plata que no pasa por un buen momento financiero y el Teatro Municipal de Santiago, que, dicen, es el teatro que mejores producciones ofrece en estos momentos en América Latina. Sería sensacional poder hacerlo.

He aquí el resumen del año operístico, con un balance muy positivo y muy pocos puntos grises. Además el esfuerzo que hacen las producciones de óperas es encomiable y hay mucha gente talentosa dando lo mejor de sí misma para ofrecer muy buenos espectáculos. Que es en definitiva lo que yo quiero ver. Ni más, ni menos.

Escribo, tomo fotografías artísticas y analizo música clásica y rock, literatura, historia medieval y me atrevo con las noticias de Argentina y del mundo.

Deja un comentario