Medea, otra noche mágica de Juventus Lyrica
Medea. Sabrina Cirera
Medea. Sabrina Cirera

Medea. Música de Luigi Cherubini, libreto de Francois-Benoit Hoffmann. Reelaboración de textos de María Jaunarena. Traducción del libreto: Marie Lagarde. 

Director musical: Hernán Schvartzman – Dirección escénica: María Jaunarena – Director del Coro de Juventus Lyrica: Hernán Sánchez Arteaga – Escenografía: Gonzalo Córdova – Iluminación: Gonzalo Córdova y Facundo Estol – Diseño de Vestuario: María Jaunarena

Elenco: Medea: Sabrina Cirera – Jasón: Darío Schmunk – Creón: Alejandro Meerapfel – Dircé: Laura Pisani – Nerís: Eugenia Fuente – Primera Dama: Laura Delogu – Segunda Dama: Verónica Canavés – Chicos de Corinto: Manuel Brener, Teo Bossi – Hijos de Medea y Jasón: Eliseo y Valentín Bossi

El drama de Medea en la extraordinaria visión musical de Luigi Cherubini fue perfecto para que Juventus Lyrica nos ofreciera otra noche de magia, como nos tiene acostumbrados en los últimos años. Cada vez con mejores producciones, haciendo óperas de músicos talentosos con las que no se atreve el Teatro Colón, dándonos la oportunidad de apreciarlas con un excelente nivel en todo sentido. Esta versión es la original en francés, con los diálogos que Cherubini incluyó en su obra, no en italiano y con recitativos. En mi opinión los diálogos le dan mucha más fuerza y credibilidad al drama, dándole a la obra un gran nivel teatral.

Medea llega a Corinto y se siente ultrajada por Jasón,  por quien traicionó a su familia y ayudó a robar el vellocino de oro. Se casaron y tuvieron dos hijos.  Ahora Jasón está por casarse con Dircé, hija del rey Creón. Medea entra al palacio y le pide que vuelva con ella, pero Jasón la rechaza. Medea lo maldice con todas sus fuerzas, jurando vengarse. La criada de Medea, Nerís, trata de convencerla de abandonar Corinto, pero luego aparece Creón y le ordena que deje la ciudad. Medea le suplica que le dé un día para poder estar con sus hijos. Aprovecha la debilidad de Creón, que le otorga el plazo, para mandar a sus hijos con un regalo que matará al rey y a su hija, consumando la venganza. Cuando se descubre todo, Medea se oculta en el templo con los niños, Jasón llega para arrestarla, cuando Nerís sale diciendo que Medea ha asesinado a sus hijos.

Medea. Darío Schmunck
Medea. Darío Schmunck

Esta trama dramática fue tratada con mucho talento y dedicación por todos quienes participaron de la obra. Los cantantes se lucieron en todos los casos con un nivel de excelencia y muy buenas actuaciones.

Sabrina Cirera, que ya nos ha deleitado y hecho sufrir con su papel principal en Tosca, con Mimí en La Boheme, y Santuzza en Cavallería Rusticana, fue una Medea con extraordinaria fuerza y una voz potente y quebrada permanentemente por el dolor y la desesperación. Su trabajo fue casi perfecto en esta ocasión, especialmente en la escena de la maldición y en el trágico final.

Darío Schmunk, un tenor de larga carrera internacional, a quien tuve la suerte de poder apreciar en Lucrezia Borgia de Donizetti, volvió para esta función, destacándose con unos agudos potentes con los cuales hizo memorables dúos cantados y diálogos hablados junto con Medea y una buena actuación como Jasón.

Alejandro Meerapfel fue un destacado Rey Creón, con voz de mando, fuerte y clara, y una buena actuación en los diálogos, mostrando bien su debilidad al declarar que no era un tirano y aceptar un día más de gracia para Medea, lo que significó su final, y el de su amada hija.

Laura Pisani fue una magnífica Reina de la Noche, papel difícil si los hay en La Flauta Mágica de Mozart, en 2013. Su voz es cristalina, ágil, muy aguda y potente también, y en esta obra compuso muy bien a la temerosa Dircé, cuyos miedos se comprobaron reales con el transcurrir de la acción. Se destacó también como actriz mostrando ese temor.

Eugenia Fuente fue Nerís, y en su momento estelar dio muestras de una voz que está para grandes cosas, es delicada, melodiosa y con mucho talento para cantar. Su actuación, tratando de convencer a Medea para irse de Corinto, fue muy convincente.

Medea. Alejandro Meerapfel
Medea. Alejandro Meerapfel

Laura Delogu y Verónica Canavés hicieron muy bien su papel de Damas de Dircé, y los chicos Manuel Brener, Teo, Eliseo y Valentín Bossi cumplieron una buena labor de actuación.

Por último, el coro fue un gran protagonista de esta obra, destacándose el coro femenino. Con sus estupendas voces hicieron que la tragedia diera nuevas y vibrantes emociones. Hernán Sánchez Arteaga ha logrado sacar lo mejor de sus voces y actuaciones.

La puesta de María Jaunarena fue dinámica, ágil, cambiante. El escenario lució despojado, con un piso irregular simulando pasto y piedras, con telas semi transparentes y distintos cortinados que fueron desplegados o recogidos e incluso arrojados desde arriba, según la ocasión. Junto con la iluminación, la escenografía cumplió con darle mayor emotividad a la obra sin recargarla. El vestuario fue correcto, sin espectacularidades, acompañando en un todo a la puesta. Algo similar ocurrió con Idomeneo en el Teatro Colón, con la salvedad de que en el Teatro Avenida el escenario es mucho más pequeño, lo que hace más meritorio el éxito de esta puesta.

La orquesta dirigida por Hernán Schvartzman logró tocar la exquisita música de Cherubini con mucho talento y real comprensión del drama. Salvo en el comienzo donde tardó algunos segundos en armonizar los sonidos e instrumentos y posteriormente en alguna vacilación de los solistas. Pero el trabajo general fue excelente.

En suma, otra noche mágica en el Teatro Avenida, gracias a Juventus Lyrica. Hace mucho tiempo que cada vez que salgo de una de sus funciones digo la misma frase: “esta fue nuestra mejor noche en este teatro”.

ArgumentoLibreto

Medea. Laura Pisani
Medea. Laura Pisani
Medea. Hernán Schvartzmann
Medea. Hernán Schvartzmann
Medea. Saludo final
Medea. Saludo final
Medea. El Coro de Juventus Lyrica
Medea. El Coro de Juventus Lyrica
Medea. Eugenia Fuente, Laura Delogu y Verónica Canavés
Medea. Eugenia Fuente, Laura Delogu y Verónica Canavés
Medea. Abrazo entre María y Sabrina
Medea. Abrazo entre María y Sabrina
Medea. María Jaunarena con Sabrina
Medea. María Jaunarena con Sabrina
Medea. Los chicos
Medea. Los chicos 

Escribo, tomo fotografías artísticas y analizo música clásica y rock, literatura, historia medieval y me atrevo con las noticias de Argentina y del mundo.

Deja un comentario