La Boheme, de Giacomo Puccini

Teatro Avenida, función del 6 de setiembre de 2013

La Boheme es una de las tres óperas más representadas en todo el mundo, junto a La Traviata de Verdi, y a Carmen, de Bizet. Trata sobre un grupo de amigos, un escritor, un pintor, un filósofo, un músico, que pasan miseria en un barrio de París. Pero sobre todas las cosas trata de dos amores, el de Mimí y Rodolfo y el de Marcello y Musetta. Dos amores que, en medio de las agudas carencias, son intensos y llenos de problemas. Los cantantes deben ser de primera línea, y además, grandes actores, para transmitir al público todas las emociones que relata el libreto. En esta representación se pudo ver gran parte de esas condiciones, y la obra fue, en general, estupenda. Antonio Russo a la batuta volvió a demostrar que puede sacar lo mejor de la orquesta, aunque por momentos su sonido fue estridente y compitió con los cantantes. Pero no le faltaron las sutilezas ni la sensibilidad que plantea la partitura. Los cantantes principales fueron todos de un nivel superior. Sabrina Cirera, a quien ya vi lucirse en Cavallería Rusticana, en La Flauta Mágica y muy especialmente en el papel principal de Tosca, para hacer de Mimí tuvo todos los atributos, bellísima voz, un canto sin fisuras, y no menos importante, todo el sentimiento para representar a la frágil protagonista. Una actuación consagratoria. Mariano Spagnuolo, a quien ya he visto en El Murciélago en un papel humorístico, no me parecía el intérprete adecuado para Rodolfo. Yo quería ver a Darío Sayegh, el tenor con mayor volumen de voz en Argentina, lo que demostró en sus papeles de Turiddu y Cavaradossi, pero lo programaron para otro día. Sin embargo, a pesar de un inicio titubeante, no lo vi muy seguro ni con su voz ni en la parte actoral, una vez que completó la temible aria Que gelida manina de forma bastante decente, tomó confianza y de ahí hasta el final su actuación fue extraordinaria. Fernando Grassi fue un excelente Marcello, seguro, firme la voz, con registro muy amplio, gran actuación, se notó un gran conocedor del papel, que lo hizo un pilar fundamental del éxito de la obra. Lo mismo vale para Laura Polverini, que hizo hace dos años una meritoria Lucia de Lammermoor, volvió con una Musetta sencillamente perfecta, atractiva, seductora, provocativa y de gran nivel de canto. También supo mostrar toda su sensibilidad en el último acto, cuando todos se desvivían por Mimí. Otra cantante/actriz de grandes performances. El resto del elenco acompañó bien, especialmente el bajo Mario de Salvo en el papel del filósofo Colline, luciéndose en su aria del final, cuando se desprende de su tan preciado gabán para ayudar a Mimí. A Mario de Salvo lo hemos visto innumerables veces en el Colón en papeles secundarios de Simon Boccanegra, Pélleas et Melisande, La Forza del Destino y más recientemente, como uno de los hermanos de Barak en La Mujer sin Sombra. Me gustaría verlo en papeles de mayor importancia, hasta ahora no tuve el placer. Juan Font como Schaunard, el músico, tiene un volumen de voz que no traspasa la orquesta, le cuesta mucho hacerse escuchar, aunque como actor se lució, fue uno de los que provocó más emoción arriba del escenario. El resto acompañó muy bien, especialmente Gabriel Carasso, que este año nos deleitó con un Papageno genial, en el doble papel de Benoit y de Alcindoro. Sus condiciones actorales siempre son bienvenidas. En suma, una obra que a pesar de ser tan representada y conocida nos dejó a todos con un sentimiento de profunda emoción, mérito de los actores y de Anna D’Anna que sabe cómo plantear una historia sobre el escenario. Un escenario que lució por suerte como debe ser, de época, con una habitación muy modesta donde desarrollan sus tareas los bohemios, muertos de frío y hambre, y en el segundo acto con las calles del barrio latino de París muy bien armadas. Excelente el coro de niños Musizap suelto en las calles de París. Esta Boheme quedará en mi memoria, lo que no es poco.

Escribo, tomo fotografías artísticas y analizo música clásica y rock, literatura, historia medieval y me atrevo con las noticias de Argentina y del mundo.

Deja un comentario