Beatrix Cenci. Ginastera en el Colón

Beatrix Cenci

Alberto Ginastera
Alberto Ginastera

Ópera en dos actos y catorce escenas. Música de Alberto Ginastera – Libreto de William Shand y Alberto Girri. Basado en las Crónicas Italianas de Stendhal y Los Cenci de Percy Bysshe Shelley. Producción del Teatro Colón.

Director musical: Guillermo Scarabino – Director de escena: Alejandro Tantanian – Escenografía y vestuario: Oria Puppo –Iluminación: David Seldes – Proyecciones: Maxi Vecco

Elenco: Beatrix Cenci: Mónica Ferracani – Conde Francisco Cenci: Víctor Torres – Lucrezia: Alejandra Malvino – Orsino: Gustavo López Manzitti – Bernardo: Florencia Machado – Andrea: Mario De Salvo – Giacomo: Alejandro Spies – Tres invitados: Sebastián Sorrarain, Iván Maier, Víctor Castells – Olimpio: Alejandro Escaño Manzano – Marzio: Ernesto Donegana

Es de destacar que se recuerde a nuestro músico Alberto Ginastera en nuestro máximo escenario de la ópera. Es importante que en el Teatro Colón se recuerde a nuestros autores. Creo que de todas formas el Teatro Colón todavía nos debe muchas obras de grandes autores argentinos. Es de desear que eso se resuelva en un futuro cercano.

Beatrix Cenci
Mónica Ferracani saluda junto a Víctor Torres, Gustavo López Manzitti y Alejandro Spies

Con respecto a Beatrix Cenci, puedo decir que es una ópera intensa, dramática, casi salvaje. Tanto por la música como por el libreto. Ginastera nos ofrece un cóctel explosivo que desgrana paso a paso el gran drama de la protagonista. El Conde Francesco Cenci es una persona absolutamente poderosa, en todo el sentido de la palabra, y eso lo ha vuelto insensible, depravado, violento. Beatrix Cenci, su hija y Lucrezia, su esposa, le tienen pavor. A través del influyente Orsino Beatrix pide ayuda al Papa, pero el poderoso representante de Dios sobre la Tierra también le tiene miedo a Cenci. Ante la noticia de la muerte de dos de sus hijos el conde organiza un banquete y baile de máscaras a la que invita a toda la ciudad. Cuando anuncia el motivo el pueblo entero lo desprecia. Pero no conforme con eso, borracho, el conde viola a su propia hija. Lucrezia se espanta pero no puede hacer nada. Ante esta situación Beatrix Cenci contrata a dos asesinos a sueldo para matar a su padre. Los asesinos cumplen con su tarea y ocultan el cuerpo. Meses más tarde Orsino anuncia que encontraron el cuerpo y que uno de los asesinos habló de más y luego, detenido, confesó. Beatrix es torturada y condenada, y muere con el miedo de ir al infierno a encontrarse con su padre.

Beatrix Cenci
El saludo del director Guillermo Scarabino. A su derecha Alejandra Malvino, a su izquierda Torres, López Manzitti y Spies

El director Guillermo Scarabino supo obtener de la partitura el mejor de los resultados, apoyado por una Orquesta Estable de gran nivel. La orquesta suena a pleno y nos prepara para cada hecho salvaje, para cada acción, vive en la música el miedo, el terror, la soberbia, la cobardía y el engaño.

Los cantantes ofrecieron todo lo mejor de sus experimentadas voces. Mónica Ferracani, para quién todos los elogios son pocos, cumplió una soberbia labor, personificando a Beatrix Cenci, la auténtica víctima de la historia. Como siempre llegó a notas agudas con facilidad y concretó un canto casi perfecto. Víctor Torres cumplió una labor más sobria pero cantó sin fisuras con su sofisticada voz de barítono el papel del malvado conde. Alejandra Malvino interpretó maravillosamente a Lucrezia, fue un placer escuchar su exquisito canto. Gustavo López Manzitti nos brindó nuevamente una tarea excelente personificando a Orsino, con una voz enorme de tenor a flor de piel que atraviesa la orquesta y emociona. Florencia Machado cumplió en el rol de un barbudo Bernardo. El resto del elenco, el siempre meritorio Mario De Salvo, Alejandro Spies, Sebastián Sorrarain, Iván Maier, Víctor Castells, Alejandro Escaño Manzano y Ernesto Donegana, fue de excelente nivel.

Parte del maravilloso Coro Estable
Parte del maravilloso Coro Estable

El Coro se escuchó maravilloso. Ha sido extremadamente difícil su tarea en esta obra y por eso emocionó su nivel superlativo. A pesar de que ya no debería sorprender, lo hace porque se supera obra tras obra. Están en su mejor momento, cada actuación es aún mejor que la anterior para ellos. ¡Felicitaciones!

La escenografía y el vestuario fueron de excelente factura, y engrandecieron la obra. Pero la puesta en escena lamentablemente no. Los cantantes estuvieron demasiado estáticos, no hubo una buena labor teatral, gestos, actitudes, movilidad. Imaginaba a estos mismos cantantes cantando tirados en el piso, desgarrados, uno sobre el otro, con gestos de terror, odio, miedo. Pero no vimos eso, lo que vimos fue una representación apenas correcta con el agregado de figuras con máscaras y hombres completamente desnudos, una estética que se corresponde con la época de la ópera (los años 70) y con nombres contemporáneos como Pier Paolo Passolini, por ejemplo, pero que hoy creo que no tiene demasiado sentido. Hubiera preferido menos gente sobre el escenario, menos figurantes y más labor teatral con los cantantes.

Había leído y escuchado que el público dio un frío recibimiento a esta obra el martes en la función del debut. Este viernes, segunda función, doy fe de que el público ovacionó a los cantantes, al director y a todos en general. Hubo mucha gente joven, parejas, grupos, que le dieron a la obra un hermoso marco y que seguramente la comprendieron muy bien. ¡Felicitaciones a todos ellos, vuelvan, vuelvan y vuelvan al teatro!

Valió la pena ver Beatriz Cenci, un cóctel de gran autor argentino, más excelentes cantantes argentinos en nuestro Teatro Colón, el coro y la orquesta del teatro y un excelente director, no podía fallar. Espero que no haga falta otra fecha aniversario para que se representen otras óperas de Ginastera, y de Felipe Boero, Héctor Panizza, Juan José Castro o Gerardo Gandini, por decir solo algunos pocos nombres de los grandes músicos que hemos tenido y que merecen recordarse todo el tiempo en el Colón.

Beatrix Cenci, elenco completo
Beatrix Cenci, elenco completo

Escribo, tomo fotografías artísticas y analizo música clásica y rock, literatura, historia medieval y me atrevo con las noticias de Argentina y del mundo.

Deja un comentario