Los cuentos de Hoffmann, de Jacques Offenbach
Los cuentos de Hoffmann.
Música de Jacques Offenbach, libreto de Jules Barbier
Dirección musical: André Dos Santos – Dirección escénica: Ana D’Anna - Vestuario: María Jaunarena - Dirección del Coro: Hernán Sánchez Arteaga – Escenografía e iluminación: Gonzalo Córdova.
Elenco
Hoffmann: Mariano Spagnolo – Lindorf/Coppélius/Depertutto/Miracle: Pol González – Olympia: Natalia Quiroga Romero – Giulietta: Eugenia Fuente – Antonia: María Belén RivarolaNicklausse: Griselda AdanoHermann/Schlemil/Crespel: Juan Font - Andrés/Spalanzani/Pitticchinacchio: Norberto Lara y elenco.
Los cuentos de Hoffmann. Juventus Lyrica
Los cuentos de Hoffmann. Juventus Lyrica. Natalia Quiroga Romero
Los Cuentos de Hoffmann es una ópera tan bella y compleja en su estructura musical como en su entramado dramático. Por eso los responsables de Juventus Lyrica la encararon desde ambos puntos de vista, logrando un resultado realmente digno de una obra excelente y de un autor muy preocupado por lograr una ópera seria reconocida y famosa. Es una pena que haya muerto antes de enterarse de la gran fama alcanzada por Los Cuentos de Hoffmann, así como le ocurrió a Bizet con Carmen y a tantos otros. El deseaba esa fama de autor serio con toda su alma, y como si hubiese aparecido de repente un Coppélius o un Dr. Miracle en su vida, no pudo disfrutar de su gran logro.
Los cuentos de Hoffmann. Juventus Lyrica
Los cuentos de Hoffmann. Juventus Lyrica. El fantástico coro, con Hernán Sánchez Arteaga

La obra comienza con gran ritmo, con un coro que desde ese primer acto se destaca como el principal intérprete, con una talentosa combinación de voces, con sus movimientos y sus gestos y con un vestuario deslumbrante. Poco a poco se van presentando las tristes historias que cuenta Hoffmann, van apareciendo los malvados que traman la desgracia de los amoríos del protagonista, en medio de una trama tan absurda como genial. El final, con Hoffmann dormido cuando viene a verlo la cantante estrella Stella, que se va con otro como todas las demás, es perfecto para dejar al espectador sumido en una melancolía solamente superada por la extraordinaria sensación de haber visto y escuchado una gran obra maestra. Esa mezcla de sentimientos no la he sentido nunca en mi vida, y es el gran mérito del autor de la música, un Jacques Offenbach sumamente inspirado, y del autor del libreto, Jules Barbier.

Los protagonistas fueron de un nivel muy parejo y en algunos casos, superlativo. El director musical, el brasileño André Dos Santos, a quien tuve el gusto de disfrutar hace dos años en la ejecución de la ópera de Britten, Una Vuelta de Tuerca, con una orquesta de cámara, estuvo muy inspirado y logró sacar todo el sentimiento de sus músicos. Inolvidable ejecución de la orquesta de Juventus Lyrica. El coro, ya lo mencioné, fue protagonista principal de la obra con un gusto por el canto y el movimiento ágil como pocas veces he visto. Un aplauso para Hernán Sánchez Arteaga, el maestro preparador. La dirección escénica de Anna D’Anna, ya no es sorpresa, tuvo mucho que ver con la dinámica de la obra, con el juego actoral, los movimientos y los gestos tan elocuentes de los protagonistas. Otra maravilla digna de disfrutar.
Los cuentos de Hoffmann. Juventus Lyrica
Los cuentos de Hoffmann. Juventus Lyrica. Mariano Spagnolo

En cuanto a los solistas, es válido mencionar que el esfuerzo que han hecho ya vale por sí mismo para elogiarlos a todos. Se han entregado al máximo a la tarea de hacer una gran ópera en su conjunto. Sin embargo, aunque parezca odioso, no todos tienen la misma capacidad y eso hay que decirlo. Lamenté mucho no poder ver a uno de mis cantantes preferidos, Enrique Folger ya que no pude asistir en esas fechas. En su lugar, Mariano Spagnolo, un buen tenor muy querido por la gente que suele verlo en el Teatro Avenida, no logró los mejores resultados a pesar de su esfuerzo en lo actoral, y su voz sonó un poco metálica y con pocos matices en algunas oportunidades. Mariano es un gran actor cómico, que deslumbró en el papel de Gabriel von Eisensteinen en El Murciélago en 2011, pero con este papel de Hoffman, como en el rol del poeta Rodolfo de La Boheme, a mi al menos no me satisface del todo.

Los cuentos de Hoffmann. Juventus Lyrica
Los cuentos de Hoffmann. Juventus Lyrica. Pol González

Distinto es el caso de Pol González, un cantante a quien ya vi como un fantástico Leporello en el Don Giovanni de 2013 de Juventus Lyrica. Haciendo el cuádruple papel de los malvados Lindorf, Coppélius, Depertutto y el Dr. Miracle, se destacó por su fraseo, por su voz templada y afinada y por una actuación descollante, plena de gestos y actitudes malvadas dignas de un actor de teatro. También lamenté mucho no haber podido ver a Laura Pisani, que el año pasado nos regaló una Reina de la Noche extraordinaria con la Flauta Mágica de Mozart. En su lugar, gran sorpresa para mi, que no la conocía, estuvo magnífica con su voz de soprano ligera y su actuación como la muñeca Olympia, Natalia Quiroga Romero. De lo mejor de la noche y sin dudas la más aplaudida. Eugenia Fuente como Giulietta y María Belén Rivarola como Antonia también cumplieron con excelentes actuaciones y un canto sin fisuras. Grisela Adano es una mezzo que como el Príncipe Orlofsky en El Murciélago de 2011 no llegó a convencerme. Otra vez en un papel masculino haciendo de Nicklausse, el eterno acompañante de Hoffmann, mostró progresos en lo actoral. Pero su voz no llegó a conformarme otra vez aunque estuvo afinada y cantó con gracia, pero tal vez la coloratura de su voz no sea la que yo espero de una mezzo en un papel de hombre. Juan Font, de pobre papel cantado como Schaunard en La Boheme (aunque fue conmovedora su actuación), esta vez logró templar su voz de barítono y sacó lo mejor de sus tres papeles, Hermann, Schlemil y Crespel. Es quizás, de todos los que pisaron el escenario, el que mejor futuro tiene, especialmente por su forma de moverse como actor. todos los demás cumplieron bien su labor, realizando una gran tarea de equipo.

Por todo esto puedo decir que Los cuentos de Hoffmann presentada por Juventus Lyrica ha sido una gran experiencia, digna de escuchar, de ver y disfrutar, como debe ser un espectáculo de esta naturaleza, de este nivel exigente y superlativo. Pienso que esta compañía, muchas veces la primera en la que los músicos, actores y cantantes participan, es muy importante para la vida musical de Buenos Aires, y ojalá puedan preparar estas obras por muchos años más. Prometo tratar de no faltar a ninguna de ellas.
Los cuentos de Hoffmann. Juventus Lyrica
Los cuentos de Hoffmann. Juventus Lyrica. Eugenia Fuente
Los cuentos de Hoffmann. Juventus Lyrica
Los cuentos de Hoffmann. Juventus Lyrica. Maria Belén Rivarola
Los cuentos de Hoffmann. Juventus Lyrica
Los cuentos de Hoffmann. Juventus Lyrica. El director André Dos Santos
Los cuentos de Hoffmann. Juventus Lyrica
Los cuentos de Hoffmann. Juventus Lyrica. Juan Font
Los cuentos de Hoffmann. Juventus Lyrica
Los cuentos de Hoffmann. Juventus Lyrica. Anna D’Anna y Maria Jaunarena
Los cuentos de Hoffmann. Juventus Lyrica
Los cuentos de Hoffmann. Juventus Lyrica

 

Escribo, tomo fotografías artísticas y analizo música clásica y rock, literatura, historia medieval y me atrevo con las noticias de Argentina y del mundo.

Deja un comentario